domingo, 3 de noviembre de 2013

EN UNA CARTA ASTRAL, LA CASA 7ª



La casa 7ª o Descendente es el punto opuesto a la casa 1ª o Ascendente.
La mayor parte de los textos de astrología enseñan que los planetas y signos de la casa 7ª describen a la pareja sentimental de la persona estudiada, por que clase de persona se verá atraído o atraída.
Cuando Saturno está en la casa 7ª podría indicar una unión basada en el deber o la obligación,
Cuando está  Marte la persona tiene prisa por unirse en pareja y a la larga eso saldrá mal porque se ha hecho con precipitación.
Con Cáncer o la Luna en esta casa, el hombre busca una pareja que refleje las cualidades de la Luna regente de Cáncer, alguien que sea receptiva, compasiva dulce afectuosa y en muchas ocasiones alguien que se parezca a su madre.
La mujer con Aries o Marte, alguien fuerte decidido que sepa mandar, alguien que tome decisiones por ella que no se atreve a hacer ciertas cosas, pero puede caer en manos de una persona que la domine y a la larga saldrá mal.
Si hay varios planetas y por ejemplo uno es Saturno y otro Urano o está el signo de Capricornio o Acuario, es posible que comience por casarse con un Saturno serio seco estable y al poco tiempo se muere de aburrimiento y al conocer a alguien de Urano pide el divorcio , o puede seguir con Saturno y tener una aventura con Urano, que es movido, original, soñador , que escapa a la realidad y conquista con su originalidad.
La casa 7ª nos impone la tarea de enfrentarnos con otra persona y equilibrar ambos extremos de la escala de valores de cada uno.
Si el Sol está en la casa 7ª en buena posición la pareja puede ser alguien rico o rica, con Tauro puede haber un buen trabajo en común,
Con Géminis y si Venus esta también puede haber dos amores simultáneos y la persona lo ve tan normal.
Si está la Luna en la siete en Aries puede haber un matrimonio precipitado que puede resultar tormentoso.
Si la Luna está en Piscis el matrimonio puede resultar de lo más feliz  o de lo mas desgraciado según las circunstancias, esto habría que estudiarlo muy bien y aconsejar a la persona a la que se le ha hecho el estudio como tendría que resolver los problemas que se vallan presentando.
Una persona que tenga allí a Saturno, podría funcionar como maestro o mentor de otros.





Esta casa también rige las asociaciones, hay personas que se asocian bien y otros no saben hacerlo,  para que la asociación valla bien hay que ser equilibrado y saber respetar al otro.
Esta casa asociada con Libra y con Venus es la esfera en que aprendemos una mayor colaboración con los otros.
Cuando después de pasar la sexta llegamos al descendente a la séptima, doblamos bruscamente una esquina y nos encontramos encaminándonos de nuevo al punto donde todo empezó en la casa primera.
Volver una vez mas a conectarnos con el sentimiento perdido de nuestra unidad, será la labor de las casas siete a la doce.
En la casa 1ª somos nosotros solos, en la séptima nosotros y los demás, relaciones sentimentales de pareja, socios de algún negocio, es cuando  decidimos empezar a relacionarnos porque ya somos adultos y responsables.           














No hay comentarios:

Publicar un comentario